domingo, 16 de diciembre de 2012

EL CUERPO

 
EL CUERPO          
 
De noche, en las trincheras, a menudo,
en esa realidad que llaman sueño
arriesgo media vida en el empeño
de brindarte amistad con un saludo.
 
Mirándote pasar, de amor el nudo
se cruza en mi garganta y no soy dueño
del ojo que te mira y que risueño
se inventa la ilusión de tu desnudo.
 
Con la espada punzante y el escudo
demuestro mi valor frunciendo el seño,
y no existe un rival que fiero y rudo
 
me iguale del combate en desempeño,
mas, logras con tu cuerpo tan pequeño
aquello que un ejército no pudo.
 
TADEO

4 comentarios:

Oriana Lady Strange dijo...

La valentía de un sueño que no se atreve a ser realidad.
Me encanto!!!
Cariños, Tadeo...

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Gracias, Oriana, por tus palabras. Me alegra mucho que este soneto te haya gustado. Besitos
Tadeo

Cecilia dijo...

Esa suena a una empresa bastante peligrosa, pero satisfactoria, me gustó, saludos (:

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Gracias, Cecilia, por tus palabras. Me alegra mucho que este soneto te gustara. Besitos:
Tadeo