miércoles, 20 de julio de 2016

OBRA DE DIOS, BENDITA LEY SUPREMA


OBRA DE DIOS, BENDITA LEY SUPREMA

Obra de Dios, bendita ley suprema,
al contemplar tu rostro, satisfecho
quedó y con las manzanas de tu pecho,
pues la belleza en ti se vuelve extrema.

Obra de Dios que contra Dios blasfema
pues sientes que te asiste ese derecho,
del fuego mismo tu carácter hecho
al mismo Dios y a su indulgencia quema.

Mas no hay en Dios rencor, ni habrá quebranto
pues hay tanto del Cielo en tu franqueza
y de los mares en tus ojos tanto

que aunque a Dios digas no con la cabeza,
cuando muestras desnuda tu belleza
el diablo que hay en ti se vuelve santo.

TADEO