miércoles, 20 de julio de 2016

NO VIVES EN MI PIEL


NO VIVES EN MI PIEL

No vives en mi piel, mas no hay ausencia
ni este mar me resguarda del pecado
pues todo lo que pienso y lo soñado
le dan a esta ilusión su consistencia.

Sabiendo de tu ser la quintaesencia
por visto tengo y más que comprobado
que dormir cada noche a tu costado
no aviva tu ilusión ni la potencia.

Tal vez piensas en mí, cuando silentes
los ojos se te cierran y los pechos
despiertan como santos inocentes,

al roce de estos diez que insatisfechos
con uñas afiladas y con dientes
te exigen por la izquierda sus derechos.

TADEO