sábado, 11 de mayo de 2013

CORAZONADAS

 
CORAZONADAS
 
Mantente, conrazón, donde te vea,
no vengas otra vez a hacerme daño
hablándole de amor a este hombre extraño
que ya te ve venir, que te olfatea.
 
Arranca de tu mente toda idea
que pueda conducirte hasta el engaño
de ser la oveja negra de un rebaño
que aspira a hacer de mí lo que desea.
 
Yo trato de vivir sin hacer ruidos,
sin diástoles ni sístoles ni orgullo,
jugando con la muerte a los olvidos.
 
Si el canto de sirenas, tanto embullo
te causa y deja huella en tus sentidos
no olvides de latir a nombre tuyo.
 
TADEO

2 comentarios:

Oriana Lady Strange dijo...

El miedo al sufrimiento que produce el enamorarse de la persona equivocada en dulces versos.
Qué bonito, Tadeo!!!

Cariños....

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Gracias a ti, Oriana, por pasar a dejarme tu lindo comentario. Es siempre un placer tenerte por aquí. Besitos.
Tadeo