domingo, 18 de noviembre de 2012

ALEGATO

 
ALEGATO
 
Tú que eres la deidad que manda el trueno
y el acto de admirar la piel de un fruto
con ganas de morderlo, en un minuto
lo juzgas como malo o como bueno.
 
No me has visto comer del fruto ajeno
ni faltar a la esposa en su tributo
ni puedes demostrar en lo absoluto
si me dejé llevar o puse el freno.
 
No trates de llevarme a tu terreno
usando ese discurso, hueco, bruto,
con tintes de pecado y de veneno.
 
Si lanzas una injuria y no refuto
y a todas tus condenas me condeno
será porque con dioses no discuto.
 
TADEO

4 comentarios:

Oriana Lady Strange dijo...

La tentación y su ambigüedad.
Un delicada manera de decir NO?
Muy bueno!! Tadeo, como siempre.
Cariños....

Alfonso dijo...

Ahh, pues yo al final que me ha parecido que no va a discutir con la susodicha y si tiene que caer caerá... jejej.. Un abrazo

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Gracias, Oriana por tus palabras. Este soneto tiene varios niveles de lectura, pero me sirve para dárselo a esos que creen que cada uno de mis versos es un capítulo de mi vida, y no es así, no siempre lo es. Besitos y gracias por pasar.
Tadeo

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Alfonso:
Como siempre, agradecido por tus palabras y tu visita. Un abrazo:
Tadeo