viernes, 27 de junio de 2008

BIKINI


BIKINI

Mujer, ese bikini con que ufana
caminas por la arena distraída
¿Seguro que será de tu medida,
o viene del ropero de tu hermana?

No pienso en la mayor ni en la mediana,
más bien de la pequeña sustraída
parece, por ser talla reducida
que propio de tu cuerpo de avellana.

Es tanto lo que guardas de talento
debajo de esa prenda blanca y roja
que tienes en mi verso un monumento,

y como transparenta si se moja,
permíteme que escriba, de momento,
castaña, aunque parezcas pelirroja.

TADEO

8 comentarios:

naná dijo...

Tadeo, qué monumento le has hecho a esa chica con tus versos! solo que a la chica de la foto no se le nota que la bikini sea de la hermana, parece ser de su talla, por lo menos le contiene todo lo que posee, jaja.
Me gusta mucho este soneto, admiro la picardía en tus versos.
Un beso.

jorge xiques dijo...

!Como me gusta ir a la playa.!que alegría para los ojos.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Naná:
Encontrar una prenda blanca y roja en la red, ya fue un problema. Poner una donde se saliera algo de su anatomía hubiera sido un poco escandaloso, así que me decidí por esta. Gracias por dejarme tu hermoso comentario. Besitos:
Tadeo

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querido Xiqués:
La playa es una maravilla por muchos motivos. Supongo que tú la estarás disfrutando mucho por allá por el sur de España donde vives. Yo también he ido ya alguna vez. Un abrazo:
Tadeo

cynthia dijo...

Siempre sorprendes...!!!
Muy bella y atractiva como el morumento que levanta...!! ;)

Cariños!!

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Cynthia:
Me alegra mucho saber que mis sonetos te han gustado. Muchas gracias por no faltar a tu cita con mis versos. Besitos:
Tadeo

Raquel Fernández dijo...

Jajajajajajaja!!!!! Qué divertido estuviste los últimos tiempos. Me encantó tu soneto, Tadeo. Escribime un soneto a mí, please, así lo pongo en mi blog.
Te dejo un beso enorme. Me sigo riendo.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Raquel:
Con que quieres un soneto. Uy, en qué aprieto me pones. Bueno, si me das una ayudita, te escribo uno, pero tendrás que darme un pie forzado o algo para saber sobre qué escribir. Besitos:
Tadeo