domingo, 30 de septiembre de 2012

NO HA NACIDO EL AMOR

NO HA NACIDO EL AMOR

No ha nacido el amor, el que se quiere
plantar como un rosal en cada huerto,
entonces por qué siento que se ha muerto
sin nacer esta rosa que se muere.
 
Qué absurdos privilegios le confiere
mi sangre a tanta espina al descubierto,
si es falso, si es mentira, si no es cierto
que pueda herirme aquella que me hiere.
 
Mis manos son dementes, son dos ruinas
oscuras, olvidadas, tenebrosas,
tomadas por presuntas asesinas.
 
En ellas, por capricho de las diosas,
se clavan invisibles las espinas
y el perfume fantasma de las rosas.
 
TADEO


2 comentarios:

Oriana Lady Strange dijo...

Sentimiento de vació y dolor que cala hondo.
Besos...

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Gracias, Oriana, por dejar tu huella en estos versos. Besitos.
Tadeo