viernes, 24 de febrero de 2012

ROMEO Y JULIETA


ROMEO Y JULIETA

La luna vio trepar el gigantesco
balcón del Capuleto, y la doncella
borraba de su amante toda huella
negando a sus estancias, dulce, el fresco.      

A causa del infausto parentesco
se abrazaba la bestia con la bella
en tanto su familia, en la querella
mortal, se encadenaba a los Montesco.

Quien ama es como Dios, y no habrá meta
capaz de detenerlo, y su deseo
de triunfo es una pócima secreta.

Y viéndola en los brazos de Morfeo,
la creyó muerta, se mató y Julieta
subió a los cielos y encontró a Romeo.

TADEO

4 comentarios:

Cecilia Lucero Gómez dijo...

Me fascinó (: está muy bien construido este poema y además muy bien redactado de acuerdo a la obra de Shakespeare. Saludos :D

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Gracias, Cecilia, por tus palabras. Me alegra mucho saber que este soneto a Romeo y Julieta te ha gustado. Besitos.
Tadeo

Casi invisible dijo...

"QUIEN AMA ES COMO DIOS, Y NO HABRÁ META CAPAZ DE DETENERLO, Y SU DESEO DE TRIUNFO ES LA PÓCIMA SECRETA" Como siempre disfruté en la recreación de estos versos, tan bellamente traídos de este maravilloso romance, que esta vez, encontré feliz final. Besitos

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Casi Invisible:
Me da placer tener tu comentario en mi espacio. Muchas gracias!. Un abrazo:
Tadeo