miércoles, 29 de septiembre de 2010

CUAL PRÍNCIPE JARDINERO


CUAL PRÍNCIPE JARDINERO

¿Acaso al entregarme yo, de veras,
como a la muerte el gladiador romano,
más tarde, (nunca es tarde), o más temprano
voy a lograr, muchacha, que me quieras?

¿Acaso tus románticas maneras
arranco, como un ciego, de tu mano?
¿Acaso cual fingido Cloridano
podré encender de amores tus hogueras?

De ser así, mi vocación de austero,
renacerá de golpe y sin demora,
cual príncipe converso en jardinero.

Si aquél, por los amores de su Aurora,
puso astucia y valor como el primero,
no esperes menos del que aquí te implora.

TADEO

2 comentarios:

Ananda Nilayán dijo...

Tiene este soneto sabor de otros tiempos.
Unas veces príncipe, otras jardinero, todo por lograr el amor de una dama... o no.

Un besito, Tadeo. Como siempre, un aprendizaje leerte.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Ananda:
Dices bien, este soneto menciona una obra literaria cubana del siglo XVII llamado El príncipe jardinero y fingido Cloridano, de Santiago Pita.
Como siempre, muchas gracias por pasar a leerme. Besitos:
Tadeo