jueves, 18 de septiembre de 2008

LA GRAN MURALLA


LA GRAN MURALLA

Por la muralla china conmovido
y conmovido al contemplar su boca,
pregunto si le ofende o si le choca
que diga que me encanta su vestido.

Pregunto por saber, y acto seguido
de miedos, la muralla se coloca,
y sufre el sentimiento y se disloca
tras el acto imprudente cometido.

¿De qué verso de Dios estamos hechos?
La vista puse en ti, resucitando
la vocación de fruta de tus pechos.

¿De qué filón del cielo, tierno y blando
tus ojos provendrán, que insatisfechos
les confesé mi amor y están llorando?

TADEO

6 comentarios:

OMAR dijo...

he sentido muy tierno el poema... me ha gustado mucho, sobre todo lo de "¿De qué verso de Dios estamos hechos?"

un abrazo.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Omar:
No hay dudas de que ese es el verso que salva el poema. De hecho le tengo cariño por ese verso más que por otra cosa, pero así es la poesía. Lo ideal es armar un texto con 14 versos como ese, pero no siempre se consigue, así que nos conformamos con que haya alguno, jejeje. Un abrazo.
Tadeo

naná dijo...

Hola Tadeo, ese verso está genial, y también el último terceto me ha encantado.
Un placer leerte.
Besos.
naná

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Naná.
Muchas gracias por pasar por aquí y dejarme tu hermoso comentario. Siempre es un placer, mi amiga. Besitos:
Tadeo

cynthia dijo...

Cada verso tiene su fuerza y lugar.. cada uno hace un conjunto de emociones ...

besos para ti..

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Cynthia:
Me da mucho placer poder verte por aquí. Me agrada mucho que este soneto te haya gustado. Besitos:
Tadeo