viernes, 22 de agosto de 2008

PERDÓNAME


PERDÓNAME

Pongo sal en el vientre de la luna
y veneno en tu boca, ¡Qué dislate!
Te hice daño, tu corazón no late,
se ha marchado de golpe la fortuna.

Busca el llanto Satán en su chistera
y digo sin pensar un disparate:
“Defenderé este amor aunque me mate,
la querré para siempre aunque me muera”.

No te divorcies, vida, de mis brazos,
ni dejes de escuchar mis confesiones
aunque tengas el alma hecha pedazos.

Quise llenarte el pecho de ilusiones
y sólo te di celos y rechazos.
Te pido, por favor, que me perdones.

TADEO

12 comentarios:

cynthia dijo...

Entre mis alas caidas y tu poema nos acerca el mismo tema.. el mismo sentrir.. la contruccion de versos llenos de penas, al alma fria y el corazon roto.

Perdoname por bajar las alas... pedoname por no seguir..
pero no me pidas que me quede sin soñar, abrazame vida de sueños y esperanzas..

Que pases unas lindas vacaciones.. y es muy bello hacerme eco de tus textos..

cariños para ti.

Anónimo dijo...

http://forobuscandoloquenosune.net/index.htm
ven a visitarnos y compartir tu poesía. te esperamos....
cubanos por el mundo

Raquel Fernández dijo...

Qué suerte volver a leerte!!!!!! Hermoso soneto. Yo creo que el perdón -en cuestiones amorosas, claro- llega cuando el otro deja de importarnos.
Entré caminando a esta fiesta y de pie me sacarán.
Ya perdoné todo. Porque dejó de importarme.
Un beso grande, Tadeo.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Cynthia:
Muchas gracias por tus hermosas palabras. Me da mucho placer saber que estos versos te han gustado. Besitos:
Tadeo

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Raquel:
Me alegra mucho que estés por mis versos. Tal vez tengas razón en lo que dices, pero yo sigo pidiendo perdón con la esperanza de que todo pueda cambiar, aunque también es cierto que es preferible aprender a perdonar, a que lo perdonen a uno. Besitos:
Tadeo

naná dijo...

Hola Tadeo, qué tema el que propones con tu soneto; pienso que puede pasar que hieras sin querer al otro, o queriendo, y luego pretendas que te perdonen; creo que si hay algo, o lo hubo, habrá perdón de las dos partes; considero que alguien sin amor es incapaz de perdonar y también de pedir disculpas.
Un placer volver a comentarte, perdona es que no tengo mucho tiempo por éstos días.
Un beso.

Isaac Soriano Condado dijo...

Magistral, Tadeo;
estoy de vuelta por acá y es gratificante ver que el talento sigue vigente, tanto que se palpa en este soneto; es hermoso sin duda.

El perdón llega cuando uno quiere que entre a nosotros; a veces, si no es que siempre, se tiene que hacer un sacrificio para lograrlo... cuántos no han dejado de ser un recuerdo por culpa del perdón.

Un saludo y un abrazo enorme, Tadeo.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Naná:
Sí que es lindo tenerte por aquí. Sabes que siempre es un placer. Bueno, aquí estamos. Nos seguimos leyendo, mi amiga. Besitos:
Tadeo

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Issac:
Muchas gracias por tus palabras, amigo. Para mí es siempre un placer tenerte por mis versos. Un abrazo:
Tadeo

PaCiTa dijo...

lindo soneto, un poco desgarrador
pero lindo

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Pacita:
Un placer tenerte por aquí. Muchas gracias por tus palabras. Besitos:
Tadeo

.:Princess:. dijo...

wow...maravilloso!