martes, 5 de agosto de 2008

POR QUÉ ESTAS ALAS


POR QUÉ ESTAS ALAS

¿Por qué estas alas de repente brotan
al centro de mi alma, en la medida
en que el salto mortal o la caída
al abismo, mis muertes alborotan?

¿Por qué me hacen flotar y al viento flotan
eternas las gaviotas de la vida?
si yo quiero morir como un suicida
y tantas vidas muertas me derrotan.

Cuando empiece a morir, si es que es posible,
romper de la existencia el triste velo,
voy a echarme a volar de indescriptible

gozo en las sombras, y será mi anhelo
meter mi cuerpo muerto en lo invisible
para ver tu dolor mojar el suelo.

TADEO

8 comentarios:

Raquel Fernández dijo...

Ayer leía un ensayo de Bradbury (mi amado, amado Bradbury) y decía que poesía era todo aquello que te hacía erizar el vello de los brazos. Este poema me erizó no sólo el vello de los brazos, me erizó el alma. Te felicito, Tadeo. Es muy, muy bueno.
Gracias por tu visita y por todos los comentarios que dejaste en mis trabajos; me gustaría que abrieras las cartas por mí alguna vez. En vos confío, jajjajjaja.
Un beso grande.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Raquel:
Creo entender por qué este soneto te ha gustado, y es que narra una actitud muy propia de Escorpio, la propensión al suicidio para hacer sufrir al otro. Es una idea estúpida, pero recurrente en los nativos de este signo. Gracias por tu hermoso comentario. Besitos:
Tadeo

Raquel Fernández dijo...

Jajajajja. Cierto, es una idea estúpida, como muchas ideas que se nos ocurren a los escorpiones. ¿De dónde sacaremos tanta perversidad?
De todos modos, no creo que nadie merezca que atentemos contra nosotros mismos.
Un beso, Tadeo, y que tengas buenas noches.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Raquel.
Veo que digo la verdad y que te sientes identificada con mis ideas. Besitos:
Tadeo

naná dijo...

Hola Tadeo, tu soneto me ha hecho recordar un poema, no sé de quien que decía: me gustaría ser invisible para ver lo que decís de mi cuando no esté; bueno algo así era. Creo que todos pensamos alguna vez en ello,mas creo que una persona que va a tomar una determinación semejante, no lo dice.En lo personal me ha pasado de pensar en el suicidio, pero no para castigar a la otra persona, si es una pena de amor, si no para terminar con mi vida. Pero es una idea que la desecho cada vez que me abarca, pues es un daño enorme hacia lo que nos quieren y una ofensa muy grande a Dios.
Besitos

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Naná:
La idea del suicidio, yo la rechazo hoy en día por mi concepción del mundo, que parte de una filosofía muy concreta: "El ocultismo o Teosofía. Pero reconozco que de niño, sopesé la idea de hacerme daño para llamar la atención de mis padres, por ejemplo.
Muchas gracias por el comentario. Besitos:
Tadeo

cynthia dijo...

Un poemas fuerte.. polemico.. pero tan increiblemente sentido.. que has hecho correr un frio en mi...
Impecable.

besos.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Cynthia:
Para mí es un placer tenerte por mis versos. Qué bueno que este soneto te gustara. Besitos:
Tadeo