miércoles, 26 de marzo de 2008

EN LA MUERTE DEL AMIGO


EN LA MUERTE DEL AMIGO

¿A dónde te has marchado, viejo amigo,
o acaso he sido yo, que no despierto,
y mezclo lo imposible con lo cierto
y soy de nuestro abrazo el enemigo?

De este encuentro ferviente que persigo,
de este amago de amor al descubierto,
se queda el camposanto medio muerto
si viene tu silencio a hablar conmigo.

Te brindo como ajuar la luna nueva
con todo su delirio de rey mago,
el sol, y que la muerte no se atreva

a preguntar por ti, que ya hace estrago
negándose a decir dónde te lleva
cuando de tanta soledad me embriago.

TADEO

4 comentarios:

Raquel Fernández dijo...

Qué bello, Tadeo. Me recordó por la temática y por el amor que trasluce este poema, a la magnífica "Elegía" que Miguel Hernández escribió cuando falleció su entrañable amigo Ramón Sijé. Felicitaciones!
Un abrazo!

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Raquel:
Muchas gracias por poblar este espacio de "amor y cementera", que diría nuestro Hermano Miguel Hernández. Besitos:
Tadeo

Alas de Mariposa dijo...

Hermoso... Hay amigos que mueren físicamente y otros...


Gracias por tu visita
Besos de mariposa

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Alas de Mariposa:
Muchas gracias por pasar a leer por mi blog. Besitos:
Tadeo