sábado, 14 de enero de 2012

RECUERDOS DEL OLVIDO



RECUERDOS DEL OLVIDO

Como buscando entre las olas besos
te he visto por las playas de mi mente,
y en ese mar eterno y transparente
de amores, las partidas, los regresos.

Han vuelto nuevamente a estar ilesos
los cántaros que nunca más la fuente
volvieron a llenar del agua ardiente
que ayer mojara el alma hasta los huesos.

Otra vez por los sueños, los traviesos
y locos corazones encendidos
más libres cuanto más estaban presos,

imitando a los ángeles caídos:
alegres cuando tristes los excesos
y tristes cuando alegres los olvidos.

TADEO

3 comentarios:

Soy Odin dijo...

Recordar el olvido es un paseo por el mar de todos los que llevo asidos a las palmas de mi mano, tendidas a las playas del no tiempo.

Contemplo, respirando de la brisa el nuevo oleaje que me aleja...
y no postergo el momento de soltarte,
pues asido te llevo a mis abismos, allí dónde no existe ya ese olvido...

NAMASTÉ TADEO. NAMASTÉ. Un beso. Odin. Caminante en el camino...

Soy Odin dijo...

¿Realmente lo eterno se deshace...?? No hay olvido, que pueda eternidades...;-)

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Odín:
Estoy en cantado por todas las cosas lindas que me dices. Muchas gracias. ¿Lo eterno se deshace? Ahh, estas contradicciones que atormentan la mente del filósofo, el poeta lo resuelve con más facilidad, porque el poeta no busca la verdad, busca la belleza. La pregunta está en si la belleza es al final la verdad que más le complace a Dios. Ahí te lo dejo para que lo medites.
En mi poema digo que lo eterno se deshace ante el paso sublime de la nada. (Pura poesía) El poeta se inventa sus caminos.
De todos modos la eternidad real no es material, no puede serlo. Es mejor pensar en ella en términos de evolución y de movimiento. Cuando tú no estés sobre la faz de la tierra, estarán tus hijos que salieron de tu vientre, y de ese modo, a través de ellos, estarás, y cuando ellos no estén, estarás a través de tus nietos y así sucesivamente. Besitos:
Tadeo
NAMASTÉ