domingo, 6 de marzo de 2011

ESTOY EN TI


ESTOY EN TI

Estoy en ti, lo mismo que la ola
feliz que en tu conciencia parpadea,
y mi vida se ha vuelto la odisea
del viaje hacia el placer del que se inmola.

Tú vas dentro de mí, pero vas sola,
nadando en soledad hacia la idea
de dejarte arrastrar por la marea
lo mismo que una ciega caracola.

Yo sueño, tus entrañas de amapola
dejar en carne muerta, y bien me vea
amándote, ese mal que mal te viola.

Con su oreja desnuda merodea
sin saber que su voz ni te controla
ni acalla en mí esa voz que te desea.

TADEO

6 comentarios:

Ananda Nilayán dijo...

"Tú vas dentro de mí, pero vas sola,
nadando en soledad hacia la idea
de dejarte arrastrar por la marea
lo mismo que una ciega caracola."
Qué belleza y grandeza!!!

Querido Tadeo, este soneto es un puro canto de amor, de entrega y pasión.

Un abrazo fuerte

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Ananda:
Muchas gracias por tus lindas palabras. Me alegra mucho que este soneto te gustara. Besitos:
Tadeo

Cecy dijo...

a ese amor no navega sola si va dentro de ti.

Un beso grande Tadeo.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Cecy:
Muchas gracias por tus palabras. Me alegra mucho tenerte por mis versos y comprobar que este soneto te ha gustado. Besitos:
Tadeo

Liliana G. dijo...

Estar en el otro es ser parte de él, de su amor y de su placer, como tan bien lo has plasmado en tu bellísimo soneto, Tadeo.
No dejo de asombrarme de la facilidad conque te surge este género de poema y con el ímpetu arrollador con que se definen.

Hermoso como siempre, querido amigo.

Besotes.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Liliana:
Muchas gracias por tus lindas palabras. Sabes, lo mío con el soneto es un matrimonio bien llevado, que terminará con una infidelidad mía en un par de años, porque quiero acercarme a otras señoras métricas, y bueno, terminaré al final divorciado de la rima y casado con el verso libre, pero eso será más adelante, para cerrar mi círculo poético. Pero de momento, me quedan dos años de sonetos y sonetos. Besitos:
Tadeo