domingo, 19 de diciembre de 2010

LEJANÍA

LEJANÍA

Hoy tú, de esta mirada triste, lejos
estás, y estoy, de tanta honda tristeza
como la sombra que se inclina y reza
al dios del más allá de los espejos.

Mis ojos, de cavar en libros viejos,
descienden hasta hallar la fortaleza
del verso donde duerme mi cabeza
borracha de Nerudas y Vallejos.

Y tú, en tu retirado continente,
ausente de las dádivas humanas,
ignoras que tu cuerpo, aquí en mi mente,

empieza a repicar como campanas
y a abrazarse a mi piel y a estar caliente
y a tener de volar mis mismas ganas.

TADEO

2 comentarios:

El Éxodo dijo...

Así de puñetera es la distancia, querido amigo.

Abrazos y felices fiestas.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola El Éxodo.
Así mismo es. Puñetera, jejeje. FELICES FIESTAS también para ti. Un abrazo:
Tadeo