miércoles, 23 de abril de 2008

LUJURIA


LUJURIA

Febril hasta doblarme en estatura
subiste al pedestal tan de improviso
que al niño, siempre tímido, indeciso,
dejaste suspendido en la locura.

Con esta turbación que me fractura
recato y lucidez, del Paraíso
me olvido, y pongo en riesgo el compromiso
pidiendo violentar tu cerradura.

Permíteme estrenar las voluptuosas
estancias de tu piel, tu abrevadero,
tus torres empinadas y olorosas.

Arráncame del cuerpo el desespero
de estas ganas de ti, tan tormentosas
que no los quiero, amor, que no los quiero.

TADEO

8 comentarios:

PIZARR dijo...

Tadeo, me ha encantado esta "lujuria"

Un beso desde Bilbo

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Pizarr:
Qué lindo tenerte por mis versos. Me alegro que no le hayas hecho ascos a esta lujuria mía. Besitos:
Tadeo

Raquel Fernández dijo...

Querido Tadeo, anduve un poco perdida porque tuve que salir de viaje, ya que mi hermana, que vive a 400 km de casa tuvo un problema de salud.
Pero ya estoy de vuelta para deleitarme con la belleza de tus palabras.
Maravilloso poema! Felicidades!
Un beso grande!

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Raquel:
Qué bueno tenerte de vuelta por aquí, porque apenas si me comentan. Veo que me visitan, pero parece que los visitantes enmudecen, jejeje. Besitos:
Tadeo

cynthia dijo...

que hermoso sentir y poder tener esa lujuria que nos hace sentir vivos....!!!!!!!!! besitos.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Cynthia:
La lujuria es un pecado, pero creo que lo lindo está en aceptarse pecador, y bueno, si le sacas poesía, pues mejor aún.
Un gran placer tenerte por mi espacio. Besitos:
Tadeo

cynthia dijo...

lo bello es sentirse vivo y permitirse jugar con las palabras.. con el sentir de la magia poetica... el pecado viene por otro lado. Besitos...!!

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Caramba, Cynthia, qué cosas me dices. Espero que el papa no pase por aquí a leer. Besitos:
Tadeo