sábado, 27 de octubre de 2012

PUNTO CERO

 
 
PUNTO CERO
 
Llegados al final del buen sendero
la arena en el reloj del mar advierte
que el tiempo del querer y el no quererte
se funden alcanzando el punto cero.
 
Ha muerto de esperarte el desespero
la débil esperanza se hizo fuerte,
y el árido desierto se convierte
en florido jardín, en semillero.
 
Se abrazan dios de paz y dios guerrero
y loco por correr su misma suerte
diciembre se confunde con enero.
 
El sol en luna nueva se divierte
y yo que me alegraba de tu muerte
empiezo a comprender lo que te quiero.
 
TADEO

4 comentarios:

Oriana Lady Strange dijo...

Lo ambiguo del amor en rimas tiernas.
Muy Bueno, Tadeo!!!
Besos.....

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Gracias, Oriana, por tus lindas palabras. Me alegra mucho saber que este soneto te ha gustado. Besitos
Tadeo

Sagitario dijo...

Es sublime... Un placer

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Gracias, Sagitario. Me alegra que te haya gustado este soneto. Un abrazo:
Tadeo