domingo, 15 de noviembre de 2009

POR COMPASIÓN


POR COMPASIÓN

Lancé por compasión mi sombra al río.
No me voy a esconder ni disimulo,
ni le pienso explicar por qué la anulo
echando sus despojos al vacío.

Lo siento por su grito en lo sombrío,
por esa muerte a oscuras que calculo
más dulce que morir si la estrangulo
uniendo su destino con el mío.

Segura está mi muerte, y por segura,
haberla desligado de su fuente,
es un mal diminuto y es la cura

de la angustia y el tedio del presente
aunque ella se ha enojado y se figura
que va a ser más dichosa sobre el puente.

TADEO

16 comentarios:

Fernando dijo...

No hay sombra si no hay luz, Tadeo. No tires tu sombra al río porque nos quedaremos sin la uz de tus sonetos. Un abraz,poeta.

Antonio dijo...

Tu sombra es el certificado de tu existencia. Todos tenemos luces y sombras, las luces nos iluminan y las sombras nos orientan.
un abrazo

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querido Fernando:
Qué lindas palabras me dejas, hoy que las necesito más que nunca, pues ando fatal de ánimos. Un abrazo y gracias por estar.
Tadeo

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querido Antonio:
Dices muy bien, aunque yo siempre ando peleado con mi sombra, que es la reflexión de mi cuerpo. Siempre pienso que la pasará muy mal a mi lado, sobre todo cuando todo se vuelve aquí dolor y amargura. Muchas gracias por pasar. Un abrazo:
Tadeo

Silencios dijo...

Tadeo, te leo tan triste aún vislumbrando la belleza de tus sonetos.

Sientate cerca, aquí, hablemos de la vida, de los sueños, de los miles de colores del arco iris, de las horas brujas, de las ausencias, del amor, hablemos amigo.

Mis besos construyendo un puente de amistad

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Silncios:
Parece que mis versos no van a ser alegres durante una temporada. Ya vendrán tiempos mejores. Lo cierto es que tu presencia me anima mucho y endulza mucho lo amargo de mi pena. Por eso, y por todo, gracias. Besitos:
Tadeo

Cecy dijo...

"Segura esta mi muerte"

Ella puede esperar, es paciente.
Mientras no te despojes de tu sombra, que tambien marca camino.

Besos.

Ananda Nilayan dijo...

A veces, Tadeo, dan ganas de tirar la sombra al río porque parece que hasta su compañía molesta, pero son sólo cosas pasajeras.
Pobre sombra, eterna compañera... voy a invitar a la mía a un café ^^

Besito.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Cecy:
Tendré que rescatar mi sombra. Todos han sentido compasión por ella. Muchas gracias por pasar y comentar. Besitos.
Tadeo

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Ananda.
No es que mi sombra me moleste, es que pienso que su vida a mi lado va a ser muy triste. Ese es el tema, por eso he querido enviarla a mejor vida. Besitos y gracias por pasar.
Tadeo

Silencios dijo...

Solo he cerrado temporalmente Aimée.


http://dentrodetupiel.blogspot.com/

http://silencio08.blogspot.com/

Estos dos blog por el momento querido amigo, seguirán luchando por sobrevivir ... Mil gracias por preocuparte.

Mis besos siempre.

Lisandro dijo...

Una vez trate de escribirle a la sombra!!! lo hice, y digo traté... porque no salio coherente... Hoy, un poco tarde pero seguro, leo este soneto y te aplaudos pero miles de veces!!!me fasino amigo!!! un abrazo!

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Aimée.
Prucuraré seguir tus pasos en estos dos blogs. Yo también tengo 3 blogs abandonados, pero qué se le va a hacer. Son malos tiempos. Besitos:
Tadeo

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querido Lisandro.
Muchas gracias por pasar siempre a dejarme tu huella en mis versos. No decaigas en el camino de escribirle a tu sombra. Un abrazo:
Tadeo

Anónimo dijo...

en tu viaje no estas solo yo tengo un amigo que siempre me acompaña si el no estubiera a mi lado creo que me sentiria como barco perdido en altamar,puedo prestartelo solo tiene que tratarlo bien y confiarle tus angustias el es sabio y sabe lo que te pasa te lo voy a presentar tsu nombre es JESUS el te ama saludos cordiales

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Anónimo.
Muchas gracias por pasar y por recordarme que Jesús me acompaña. Nunca he dudado de la intervención de esos grandes seres en mi vida. Realmente, siempre me he sentido un afortunado porque Dios ha puesto en mis manos grandes dones, como el de la poesía, por ejemplo.
Muchas gracias por tus palabras de ánimo. Atentamente:
Tadeo