viernes, 7 de noviembre de 2008

FLECHAZOS


FLECHAZOS

Quién sabe si la flecha que dispara
el arco del que esconde su osamenta
vendrá con la más cruel y más violenta
masacre del amor que imaginara.

Quién puede al estilete que no aclara
si es sana su intención o si es sangrienta,
decirle que se esfuerce en lo que intenta
seguro de la suerte que le ampara.

Yo supe de esas muertes fulminantes
que ocurren cuando el miedo se ha enconado
muy dentro al interior de los amantes.

Y en ese lamentable y triste estado
prefieren las dos cuerpos delirantes
que aquél, al disparar, hubiese errado.

TADEO

12 comentarios:

Rocío dijo...

Hola te encontre desde Tierra de poetas y vengo a dejarte mi huella, soy de Valladolid.

Espero que nos veamos.

Cordialmente.

Rocío

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Rocío:
Tengo que enterarme bien de qué es eso de tierra de poetas, ¿Será un blog? Espero que me lo cuentes. Besitos y gracias por tu visita.
Tadeo

PaCiTa dijo...

me encanta este poema
aunque deja un sabor amargo al final ....

pero es lindo
besitos

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Pacita:
Me alegra saber que estos flechazos te han gustado, a pesar de lo punzante de las flechas. Besitos:
Tadeo

Dayani dijo...

Hola Tadeo, como ves a veces los flechazos que recibimos no son todos de amor, y este soneto me lleva al anterior, de No digas.. pero para mi es mejor que me digan y que claven la flecha de una sola vez, que estar temblando esperando a ver si dicen o no y tener cientos de flechitas punzantes que no te dejan ni vivir tranquila.
besitos
tq
Dy

naná dijo...

Hola Tadeo, los flechazos qué tema! por qué será que aceptamos gustosos los flechazos y luego pensamos en qué hubiera sido mejor que no ocurriera? tengo un poema que apunta a lo mismo, quizás lo ponga en mi blog.
Chau, un beso y que pases un buen fin de semana.
naná

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Dayani:
Entiendo perfectamente lo que dices. Creo que sí, que a veces uno se va tragando el veneno de a poco, aunque veo que tú prefieres bebértelo todo de un solo trago, jejeje. Bueno, sigamos confiando en que Cupido nos puede regalar flechas de las dulces. Besitos.
Tadeo

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Naná:
En teoría los flechazos siempre nos toman por sorpresa. Nunca vemos venir la flecha. A veces nos damos cuenta cuando la sangre ya está saliendo a borbotones y ya no hay salvación. Besitos:
Tadeo

Raquel Fernández dijo...

Bello poema, Tadeo.
Un beso enorme y una preciosa semana para vos.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Raquel:
Me da mucho placer tenerte por mi soneto. Me alegra mucho saber que te ha gustado. Besitos:
Tadeo

cynthia dijo...

Flechazos... una sensacion un delirio.. una adrenalina..
besos.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Cynthia:
Muchas gracias por tus palabras y tu presencia constante en mis versos. Besitos:
Tadeo